Este proceso fue diseñado por un equipo de entrenadores deportivos de alto rendimiento, científicos y profesionales de la salud.
Permite modificar gestos deportivos para mejorar el desempeño en atletas y deportistas amateurs.
Utilizando el protocolo del Método Allyane, mediante la asociación de sensaciones propioceptivas, la integración de imágenes motoras y la fijación de los gestos deseados con Alphabox®

¿En qué se basa?

En que cada individuo es único, y por lo tanto la forma en que expresa sus movimientos también.

Por lo tanto cada deportista, para mejorar su rendimiento, debe tener en cuenta su propio perfil y partir de ese perfil para evolucionar su técnica.

El método trabaja en función del perfil “visio-motor” de cada deportista, lo que se denomina preferencias motoras o comúnmente “estilo”.

Las preferencias motoras son las “formas” en las que cada cuerpo/persona expresa un movimiento y permiten detectar las bases sobre las que se construyen los gestos.

De esta forma, se trabaja en la adopción de un “gesto” que se corresponda con el perfil del deportista, para mejorar su rendimiento y reducir el riesgo de lesiones.

Este proceso fue diseñado por un equipo de entrenadores deportivos de alto rendimiento, científicos y profesionales de la salud.
Permite modificar gestos deportivos para mejorar el desempeño en atletas y deportistas amateurs.
Utilizando el protocolo del Método Allyane, mediante la asociación de sensaciones propioceptivas, la integración de imágenes motoras y la fijación de los gestos deseados con Alphabox®

¿En qué se basa?

En que cada individuo es único, y por lo tanto la forma en que expresa sus movimientos también.

Por lo tanto cada deportista, para mejorar su rendimiento, debe tener en cuenta su propio perfil y partir de ese perfil para evolucionar su técnica.

El método trabaja en función del perfil “visio-motor” de cada deportista, lo que se denomina preferencias motoras o comúnmente “estilo”.

Las preferencias motoras son las “formas” en las que cada cuerpo/persona expresa un movimiento y permiten detectar las bases sobre las que se construyen los gestos.

De esta forma, se trabaja en la adopción de un “gesto” que se corresponda con el perfil del deportista, para mejorar su rendimiento y reducir el riesgo de lesiones.